Pitufo volador

El pitufo volador

Apuntes de aeromodelismo

Carga de baterías
Configurador de carga de baterías
Sensor de temperatura para cargador
Alimentación del cargador
Modo automático en Accucell-6 e Imax B6
Calibrar un Accucell-6
La unidad C en baterías
Carga en paralelo
Carga de micro baterías
Mini cámara
Instrucciones
Actualizar el firmware
Ajuste del reloj
Alimentación USB externa
Alimentación LiPo externa
Flota
Hobbico Flyzone Ventura
Easy Glider Pro
HK Mini Swift
Hype Fox
Multiplex Fun Cub
KS Dinamic Flash Micro
Parkzone SU-26xp
EF136/HK136/Xieda 9998
EF190/HK190/Xieda 9958
Parkzone T-28 Trojan
Blade Nano CP X
E-flite ASK-21
Varios
Bobinado de motores brushless
Truco conectores JST
Uso del salvalipos
Llaves Allen pequeñas
Adaptador Deans a XT60

Informe de los primeros vuelos

Primera jornada de vuelos

La primera jornada ha tenido dos vuelos, con prácticamente cero viento, lo que ha puesto muy fácil las cosas.

Primer vuelo:

Tras las verificaciones, lanzo el modelo con una fuerza media, y el motor a algo menos del máximo. Sale ganando altura ligeramente e inclinándose suavemente a la derecha. Aplico motor a fondo mientras voy trimando alerones y finalmente un poco de timón hacia la izquierda.

La trepada toma una inclinación ligeramente excedida, que no cuesta compensar manualmente con elevador. En unos cuantos segundos, pese a que la distancia no es particularmente grande, el modelo empieza a ser difícil de reconocer. El espacio para emplearlo es limitado por su tamaño, quienes no tengan buena visión o tendrán que volarlo en un entorno ya reducido. También puede ser que yo estoy acostumbrado a ir muy lejos siempre y me sabe a poco.

Los alerones responden adecuadamente, no cuesta nada darle media vuelta a la trayectoria con palancazo de alerones y elevador. El timón, muy efectivo (sobre todo, comparando a como lo tengo en el Easy Glider, que casi es como si no hubiera servo ahí), sólo hay que ver cómo se mueve en el suelo y queda claro que por falta de timón no será que tengamos problemas. El elevador hace lo que debe hacer, realmente ninguna de las superfícies he necesitado emplearla a fondo, al ser tan pequeño y ligero, es marcadamente nervioso y responde muy rápido a cualquier movimiento que le pidamos. Desde luego, no es un modelo para iniciarse, ni por rango de acción ni por reacciones, pese a ser facilón (al menos sin viento).

El centro de gravedad me había quedado unos 3 o 4 mm tras las fundas bowden de los alerones. Será que no tengo experiencia o que ahí va bien, pero las reacciones del modelo están en lo previsto. A la hora de subir, no es un misil pero tampoco hay que rezarle nada, compensación con un poco de elevador para que no se encabrite en exceso y un pelín de alerones para que no escore a la izquierda, supongo que por efecto de la escasa envergadura, y no causa mayor problema.

Lo he volado como motovelero, ascender, cortar motor y planear. Su mayor defecto en vuelo pienso que es que planea poco. Seguro que puedo mejorar ajustes y ganar algo, además de practicar con él, pero la trepada es corta por el tamaño del modelo, qu epronto deja de verse suficientemente, y el descenso sabe a muy poco. Una sesión de pintura la próxima semana mejorarán esas condiciones. Por razón de su reducido tamaño, la velocidad parece elevada, pero en valor absoluto no creo que sea mayor que la del Easy Glider.

Tras quince minutos ya de diversión, sin miedo al modelo, afronto temeroso el aterrizaje. Como no planea mucho, es fácil hacer la aproximación, la pérdida de altura es una constante evidente. La velocidad respecto al suelo se siente muy elevada al ser el modelo tan pequeño, pero se deja poner paralelo al suelo, sin temor de golpear con el cono, y mucha gracia me hizo el primer contacto del gancho de remolque, que por ser elevado y estar adelantado, hizo que el modelo bajase la cola y con la velocidad que llevava, dio un salto hacia arriba de medio metro como si fuera una cabrilla, volviendo al suelo sin ya tanta velocidad y con un par de pequeños rebotes más, patinó hasta detenerse en línea recta. Vamos, que parece que tiremos una piedra rebotando en un estanque, pero se siente su ligereza, con la sensación de que cualquier cosa lo va a detener en poco espacio.

En total, la 1ª batería se usó 15' y bajó a 3,85V/celda (7,70V). Siendo el primer vuelo con trimado y desconocimiento del modelo, programo el temporizador de la radio a 20 minutos para el segundo vuelo.

Segundo vuelo:

La entrada en pérdida es más suave de lo que preveía, seguro que el centro de gravedad está muy implicado en el tema, no asusta en ningún momento, reacciona idéntico al Easy Glider, baja muy poco la rariz y enseguida ha recuperado velocidad, perdiendo altura a un ritmo muy poco mayor al que suele planear. En giros no he llegado a tener problemas, aunque tal vez deba forzarlos más para encontrar los problemas que habitualmente se reportan. En próximas ocasiones, además de luchar con el viento, le apuraré más las velocidades para ver cómo cae y cómo se recupera.

El elevador permite hacer un looping relativamente cerrado, más que suficiente para mi gusto. Con este modelo me atrevo a dejarlo bajar hasta medio metro de altura y entonces encender motor con plena confianza, al menos sin viento como hoy, pues con lo nervioso que se nota, con viento parecerá que tenga parkinson.

El segundo aterrizaje lo hice contra la ligera brisa. Con mucha facilidad calculé traerlo a mi posición (con el Glider eso lo consigo -2 de cada 10 veces), toqué suelo y apliqué elevador abajo para forzar la frenada. En tres o cuatro metros de asfalto frenó, terminó yendo parcialmente de costado y denteniéndose por completo casi como si lo hubiera detenido algún obstáculo, lo que me anima a seguir practicando a aterrizarlo cerca, sin descartar por ahora posibilidad de aterrizar en espacios reducidos.

Con la 2ª batería (ambas son 2S 500mAh), y bajando a los 20 minutos, salió a 3,80V/celda, 7,60V en total (otra vez ha quedado la décima redonda, toma casualidad). Comparando, es la mitad de la autonomía que tiene usándolo con el mismo estilo y poca experiencia el Easy Glider Pro con una 2200mAh 3S, recuerdo que con secuencias de trepada y planeo, sin acrobacias ni filigranas, el único looping fue a pedido del honorable público, tan sorprendido como yo del comportamiento del modelo y de que hasta yo fuese capaz de volarlo "bien". :D

La tapa de la carlinga, con el poco uso ya empieza a mostrar líneas blancas marcando el contorno de las burbujas del telgopor. En pocos días empezará a desconcharse como todas las que he visto usadas por la red.

Lo cierto es que no sé qué más puedo contar, aunque no planee mucho, es divertido, te hace ir y venir seguido pues no puedes ir muy lejos, y no hace pasar miedo. Me he divertido, siento que fue una elección acertado y no tengo queja del funcionamiento, sólo de que planea poco. Para el domingo está previsto volarlo de nuevo, no veo nada que haya que modificar o corregir por ahora. Veremos qué nivel de viento y turbulencias acepta, de momento no asusta.

Taller

Pienso segar las pequeñas coladas de las boquillas que hay por el fuselaje y alas con el cúter o tal vez pruebe con la afeitadora, seguro que algún otro gramillo de sustentacion gane. Y si le quito la carcasa al receptor (no va a ser así por ahora), le ganaría algunos más.

Dos tornillos fijando el soporte del motor
Dos tornillos fijan el soporte del motor.

Tuve un pequeño momento de lucidez (este mes tocaba) y me quité la duda de cuántos tornillos fijan el motor al soporte, pues sólo veía uno.

Además del que se ve directamente, en el espejo puede apreciarse ligeramente un segundo tornillo en simetría axial al eje, justo debajo de la llegada de los cables. Si suena muy raro lo de simetría axial, entonces es como dicen en mi pueblo los señores que llevan la boina insertada a rosca: "ahí al otro lao".

De paso, se observa el pegamento caliente, esperando el momento oportuno para ser fundido por una calentada de motor y fastidiarlo todo. Ahora que sé dónde hay un pegote grande, trataré de sacarlo también y reemplazarlo por más ciano como creo que hice (al tacto y muy a ciegas) en la parte inferior.

Arriba del motor, en el fuselaje, había observado un pequeño orificio vertical, justo en la unión, que originalmente era para introducir una llave allen y sujetar/liberar el motor de su base. En mi modelo, luego he descubierto que no trae ni el tornillo, aunque sí aparece uno excesivamente grande con cabeza philips en la foto de la web para la pieza de recambio, seguramente han pegado el motor a la su soporte para reducir costes.

¿Alguien conoce un after-shave adecuado para EPP? Acabo de afeitar el modelo con la Mach3 de Gillette, sin espuma, y no sé si se irritará. Ni pelos ni rebabas tiene ya.

Segunda jornada de vuelos

Nueva jornada de vuelos, esta en un aeródromo con una pista de 800 metros, aunque de tierra. Para ser sincero, me sobraba algo de pista, aunque nunca está de más.

A causa de la persistente niebla, no lo pude volar mucho tiempo. Sigue mostrándose noble de reacciones a la vez que nervioso. Aun con brisa/viento ligero, nada me ha sorprendido por ahora, veremos con más viento y un suelo con mayores diferencias orográficas que causen turbulencias al bajar si se deja dominar o le entra Parkinson. Su velocidad todavía me parece excesiva para pescarlo a mano, pero un minúsculo matojo lo frena absolutamente sin dejarle huellas en el ala, es la ventaja del bajo peso.

El índice de planeo sigue más o menos igual de bajo pese al afeitado de las coladas del moldeado y la alineación de superfícies, y el motor ahora se me antoja menos potente, tengo la sensación de que le cuesta más subir, o tal vez era que el aire tan denso por la humedad se oponía a que subiera con más brío, tanto no conozco el tema.

El aterrizaje ya lo logro en una distancia mucho más reducida que la del Easy Glider, aun muy cerca del suelo se puede dar motor sin miedo para subir, y también se puede tocar suelo con velocidad relativamente elevada, no siento que peligre el modelo en ninguno de los dos casos. He verificado que lo puedo transportar muy fácilmente en el manillar de la bici, de modo que el modelo tiene mucho futuro, se lleva en cualquier parte con mucha facilidad, y todo el montaje que requiere en el campo de vuelo es poner y sacar la LiPo. En el auto, lo llevo en la bandeja trasera y el modelo va equilibrado, subiendo y bajando alas según las curvas y también segun vayan las ventanillas más o menos abiertas.

El temporizador de la emisora lo mantengo en 20 minutos de vuelo total, y ahora que ya conozco el modelo, baja en esos 20 minutos (únicamente subida/planeo, sin filigranas) a 3,80V por celda aproximadamente. De seguir así, sé que puedo confiarme y excederme de ese tiempo.

Desde luego es un modelo que por ahora no pasa desapercibido en el campo de vuelo, probablemente empiecen a aparecer más de estos divertidos colibrís en poco tiempo.

Copyright ©2010-2014. Todos los derechos reservados.